¿Qué es un contrato fijo-discontinuo?

Un contrato fijo-discontinuo es un tipo de contrato que ya estaba en vigor antes de la reforma laboral. Pero ahora está dando mucho que hablar. Te contamos todo lo que tienes que conocer respecto a estos contratos

La reforma laboral llevada a cabo por el Gobierno ha eliminado de un plumazo los contratos temporales. Las empresas han optado por tramitar un contrato fijo-discontinuo para esas profesiones estacionales en las que la demanda varía enormemente por temporadas. Pero otras están utilizando este tipo de contratos para lo que antes se cubría con un contrato temporal.

¿Cómo se regula un contrato fijo-discontinuo?

Este contrato viene definido en el artículo 16 del Estatuto de los Trabajadores y apenas se ha visto afectado por la reforma laboral. Sí que se ha introducido, como novedad, que la antigüedad ahora tiene en cuenta toda la duración desde que se firmó el contrato y no únicamente los periodos trabajados. Este punto favorece enormemente al trabajador. Aunque se trabajen unos pocos meses al año, a nivel de antigüedad se contabiliza el año completo.

Un contrato fijo-discontinuo es un tipo de contrato indefinido que se ‘activa’ por temporadas. Es la fórmula preferida por aquellas empresas que no necesitan trabajadores los 12 meses del año.

Un ejemplo muy común se daría en empleados del sector turismo. En este sector, la actividad se inicia, pongamos, en mayo y finaliza en octubre. Al acabar el mes de octubre, el empleado deja de trabajar. Pero el próximo mes de mayo, la empresa tiene la obligación de llamarle de nuevo.

Durante el periodo de inactividad, el fijo-discontinuo tiene derecho a cobrar el paro.

¿Cuál es la polémica con estos contratos?

Como siempre se ha dicho, ‘hecha la ley, hecha la trampa’. Aunque el contrato fijo-discontinuo existía en el ordenamiento jurídico español, era algo prácticamente limitado a algunos sectores, como hostelería, escuelas de buceo, de surf, de esquí, etc.

Tras la reforma laboral de Yolanda Díaz, uno de cada tres contratos firmados ha sido un contrato fijo-discontinuo.

Durante el periodo inactividad, los fijos-discontinuos no contabilizan en las cifras del paro. Aunque no están trabajando, tienen un contrato en vigor con un empleador. Es este punto el que ha esgrimido la oposición para acusar al Gobierno de ‘maquillar’ las cifras del paro.

Cuando un contrato temporal expiraba, el trabajador sí pasaba a engrosar las listas de desempleados. A día de hoy, todos estos trabajadores ya no contabilizarán. Se trata de una nueva variable a tener en cuenta en el recuento de las cifras de personas sin trabajo.

Lo que no ha tenido tanta repercusión es que, como ya hemos comentado, aunque los fijos-discontinuos no cuentan como parados, sí tienen derecho a la prestación por desempleo.

Además, durante el periodo de inactividad, el fijo-discontinuo puede trabajar para otras empresas siempre y cuando no se considere concurrencia desleal o bien se haya firmado un convenio de exclusividad.

¿Cuándo se puede firmar un contrato fijo-discontinuo?

Sin tener en cuenta las polémicas o las posibles trampas que puedan hacer algunos empresarios, los contratos fijos-discontinuos están pensados para:

  • Trabajos de temporada o estacionales.
  • Trabajos de prestación de servicios en el marco de la ejecución de contratas mercantiles o administrativas que, siendo previsibles, formen parte de la actividad ordinaria de la empresa.
  • Actividades que, sin ser de temporada, se prestan en diferentes periodos del año de duración indeterminada.

El objetivo es que el empresario pueda desarrollar su actividad contando con su personal de confianza, pero sin necesidad de tener que pagar las nóminas durante los periodos en los que no tiene actividad.

Si tu empresa es estacional, es posible que te interese contratar empleados como fijos-discontinuos.

En Emprender Siendo Extranjero somos expertos en realizar este tipo de gestiones. Desde la consultoría para ver qué modelo se ajusta más a tu negocio hasta orientarte con todos los trámites que haya que realizar.

Escríbenos y te ayudamos.

Si te gustó, ¡comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad