Estoy en mi país, ¿cómo puedo emprender en España?

A menudo contactan con Emprender Siendo Extranjero personas que estando en su país de origen nos comentan que quieren venir a vivir a España poniendo en marcha una actividad económica. Les explicamos que tienen dos alternativas, la primera se trata de la Ley del Emprendedor, solicitando un visado emprendedor. En este caso la idea de negocio tiene que ser innovadora y con un valor para la economía española, requiere de una mayor inversión y se mide su impacto en la generación de empleo. No todas las ideas de negocio responden a este patrón, actualmente los proyectos de base tecnológica sí tienen la opción de ser aprobados por esta primera vía.

El visado emprendedor permite viajar a España con una residencia de un año de duración, tiempo en el que pueden poner en marcha su actividad. Si quieres conocer más acerca de esta opción puedes consultar aquí.

La segunda opción, es la tramitación de la residencia y trabajo por cuenta propia desde origen a través del Régimen General de Extranjería. Esta vía conlleva otros requisitos diferentes a la Ley del Emprendedor, sin embargo, tampoco es sencilla pero posible su resolución estando en origen.

Por experiencia, las personas que optan por esta vía se encuentran con ciertas complicaciones, como la acreditación de potenciales clientes o la búsqueda de local. Es habitual que las personas emprendedoras viajen a España con objeto de recabar información, contactos y documentos que les sirvan para acreditar la puesta en marcha de su negocio.

Se tiene en cuenta disponer de la cualificación o experiencia profesional relacionada con el proyecto, que la inversión económica a realizar sea suficiente para la implementación del negocio y que se disponga de los medios económicos suficientes para ello. La tramitación se realiza a través de la oficina consulado y se debe esperar en origen a la resolución del expediente. De esta opción podéis encontrar más información aquí.

En ambas vías es necesaria la realización de un plan de negocios  aunque difiere ligeramente en función de la opción de tramitación que se elija, por lo que es recomendable que una persona experta os apoye con el plan de negocio.

Si te gustó, ¡comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad